martes, 13 de octubre de 2009

DALE A TUS HIJOS LO QUE NECESITAN EN VERDAD


El amor, la comprensión, el cuidado, la comunicación y la atención son factores muy importantes y que tienen mucho que ver con el desarrollo de los hijos desde que están pequeños, el trato que se les de durante su niñez marcara su vida de una forma positiva o negativa.
Hoy en día podemos ver como hay tantos hogares desintegrados, tantos jóvenes que buscan  refugio en vicios y que se encuentran en caminos de perdición, tantos niños abusados sexualmente, tantas jovencitas con embarazos prematuros, etc.
Pero esto amados hermanos se podría evitar si tan solo tu tomaras con mucha responsabilidad el hecho de ser padre o madre de familia pues hay muchos padres que descuidan a sus hijos muchas veces por que tienen que trabajar arduamente y darle lo que ellos necesitan pero se les olvida de darles amor, comprensión, atención desde pequeños es  en ese periodo de la vida de un niño cuando mas apegado a sus padres esta, cuando mas sensible y vulnerable es, al igual que en la adolescencia que es cuando mas necesitan estar comunicados contigo como padre o madre  de familia, vemos tantos casos de jovencitas que se fueron de sus casas por que creyeron encontrar el amor en una persona, buscaron el amor de padre que nunca se les dio, encontraron un “refugio” como consecuencia vino un embarazo, y ahora son madres solteras, por que no hubo amor, no hubo atención ni comprensión de parte de sus padres.
Vemos tantos niños y jóvenes metidos en pandillas, delincuencia, drogas, alcohol por que quieren llenar un vacio, quieren suplantarlo por el amor que sus padres no les dieron, buscan ser queridos, aceptados, reconocidos, comprendidos por que dentro de sus hogares no tuvieron nada de eso y que dentro de ello “lo encontraron”.

Y es que sin duda la familia influye en gran manera a los hijos, pues al no encontrar lo que necesitan, van en busca de ello afuera, en el mundo, van buscando una salida a sus problemas, van buscando llenar ese vacio, esa necesidad de amor, esa necesidad de atención, pues en sus hogares lo único que existe son peleas, rencor, discordia, no encuentran paz ni tranquilidad y poco a poco se van perdiendo, yéndose en caminos que no les traerá nada bueno a su vida, metiéndose en vicios que a la larga traerán consecuencias dolorosas.
Querido hermano tu que eres padre de familia hoy quiero hacerte un llamado, dedícale a tus hijos el tiempo que necesitan, dales la atención que se merecen, dales el amor de padre y de madre, instrúyelos en el buen camino, háblale de Dios, comparte con ellos lo suficiente, que puedan tener una relación de amistad, dale confianza, bríndale tu apoyo siempre, dile palabras de aliento, anímalo cada vez que puedas.
Si hasta el día de hoy sientes que has fallado como padre o madre déjame decirte que hoy puedes empezar de nuevo, hoy tienes el poder de cambiar, hoy tienes una nueva oportunidad.
Pídele a Dios que sea El quien te ilumine, te guie, te de la sabiduría para ser un buen padre o una buena madre, qué te llene de su amor para que tu le puedas transmitir de ese amor, mantén la unidad en tu familia, dile a Dios que sea el centro de tu hogar para que todo marche bien.
Entrégale hoy a Dios el control de tu vida y el de tu familia, deja que el restaure, que el sane toda herida, que te llene totalmente con su presencia y su amor, que te de paz, que te de la fortaleza para seguir adelante, créele a El, aférrate a El y  veras como Dios obrara en tu familia y en ti de una manera grande y poderosa.
Autora: Patty Abrego